Atrévete al turismo de aventura en las Islas Canarias

Atrévete al turismo de aventura en las Islas Canarias

Las Islas Canarias son, en la actualidad, una de los destinos con mayor biodiversidad del mundo, jactándose de un hábitat puro, enérgico y salvaje. Sus 256 kilómetros de playas son perfectos para el deporte o el relax y sus espacios naturales rebosantes de contraste y de vida componen un valioso ecosistema, que comprende cuatro Parques Naturales y siete Reservas de la Biosfera.

Sí, la actividad por excelencia del turismo en Canarias es echarse a disfrutar del sol en la playa. Pero al igual que hay momentos el relax, las islas también te invitan a disfrutar de la aventura.

El turismo de aventura es un tipo de turismo que implica la exploración o el viaje a áreas remotas, donde el viajero puede quedar a la deriva de lo inesperado. Este tiene como objetivo primordial el fomento de las actividades de aventura en la naturaleza y conocer el entorno donde se desarrollan.

En este caso, RuralZoom, expertos en turismo rural, te recomienda las Islas Canarias -en general y Tenerife en particular- ya que ofrecen variedad de posibilidades, bien sea por los cielos, -con Parapente o Paracaidismo-; por agua, tanto en el Océano Atlántico, -Windsurf, Surfing, Kitesurf, Buceo, etc., como en los diversos barrancos -Barranquismo-; y también en suelo volcánico con su diversa oferta paisajística, -Senderismo, Ciclismo de Montaña, etc.

La verdad es que Canarias dispone de increíbles lugares ideales para un sin fin de actividades al aire libre. De hecho en el archipiélago se celebran gran cantidad de torneos deportivos, desde ciclismo hasta el senderismo, pasando por el surf.

De isla en isla en parapente

Por si no lo sabías la gran mayoría de las islas tienen vertiginosas pendientes escarpadas desde las que puedes tirarte y volar a tus anchas. Para esto, existen diferentes escuelas donde aprender o probar su progresión en parapente, una de las más osadas actividades de aventura en Canarias. Los despegues van desde 10 minutos a media hora, y en caso que así lo prefieres puedes ir acompañado por un experto durante tu viaje. Los lugares habituales donde practicar parapente en Canarias son: Puerto Naos (La Palma), Famara (Lanzarote), Las Coloradas (Gran Canaria), Izaña (Tenerife), Dos Hermanas (El Hierro) o Hermigua (La Gomera).

Buceo en el archipiélago

Una de las actividades de aventura en Canarias por unanimidad es el buceo. El fondo marino de estas islas es una visión casi irreal. El archipiélago cuenta con una de las aguas más reconocidas a nivel internacional, tanto por su transparencia (hasta 30 metros de profundidad) como por su agradable temperatura (una media de 20º). Algunas de ellas incluso alardean del distintivo de Reserva Marina, como El Hierro (La Restinga, El Bajón, Baja Bocarones), La Palma (Las Cruces de Malpique) o Lanzarote (Playa Chica, Puerto del Carmen, La Burrera en Chinijo).

Escalada en Gran Canaria

En Canarias se comparte una gran afición por superar las alturas; afición de tradición histórica desde cuando los aborígenes realizaban el ‘salto del pastor’. Es uno de los deportes de aventura más populares en Canarias, ya que la orografía isleña cuenta con terrenos favorables para la actividad (en su defecto, igual los parques urbanos cuentan con rocódromos). Gran Canaria es la isla donde más se pide esta actividad de altura, en lugares como Tamadaba, Fataga o Ayacata. Otros lugares donde también se suele practicar la escalada son Anaga (Tenerife), Roque Cano (La Gomera) o Barranco del Agua (La Palma).

Vela latina

El deporte acuático es muy tradicional de estas islas. Por ejemplo, la modalidad de vela latina está muy arraigada, en especial, en competiciones entre botes en Lanzarote y Gran Canaria. Este deporte se caracteriza por una vela de tres puntas, en proporción enorme frente al casco. No es por jactarse, pero las Islas Canarias son potencia olímpica en la práctica de la vela. Esto porque aquí cuentas con los vientos alisios a tu favor, los cuales le ofrecen un fuerte impulso a las velas náuticas. Además, encontrarás diversidad de escuelas de vela a lo largo del archipiélago, donde los canarios suelen tomar clases desde niños.

Puenting de montaña

Uno de los deportes más extremos es el de caída libre. Hay que recalcar la altitud de muchas de las montañas rocosas de las islas, que son casi irreales. Eso atrae a los amantes del deporte de riesgo en particular, y a los fans de las actividades de aventura en Canarias en general. Así, muchos se aventuran a contratar este servicio por pura diversión o incluso como regalos de cumpleaños o despedidas de soltero. Gran Canaria es una de las islas precursoras de este deporte extremo, que cada vez tiene más seguidores por la inolvidable sensación que te invade antes, durante y después de la caída.

Kayak en costas canarias

Los kayaks de recreo son una iniciativa que se está volviendo tendencia en las costas canarias. Son cada vez más las empresas que organizan este deporte de aventura en Canarias, ya que aquí la aventura empieza nada más ver los impresionantes acantilados y sigue en aumento una vez te atrapa la corriente marina. La sensación de estar en una burbuja en pleno mar es lo que la hace la aventura por excelencia de los adeptos a los retos acuáticos. Además existen variedad de embarcaciones que responden a todo tipo de gustos (autovaciables, infantiles, triples, de pesca…).

Recorrido en moto

En Canarias no solo encontrarás aventuras extremas en sus costas, si no que sus superficies también están llenas de retos para los más osados. Existen diversas competiciones en esta modalidad. Por ejemplo, la isla ofrece pistas de kart para el disfrute de niños y adultos. También se puede optar por las carreras de rallys, de motos, de buggy y otros campeonatos de velocidad a lo largo y ancho de las islas.

Turismo en volcanes

Las Islas Canarias es tierra de volcanes, además de bendecida por unas condiciones climáticas consideradas casi como “el mejor clima del mundo”, que en combinación dan lugar a una explosión de naturaleza única. Los volcanes son un símbolo para cada una de las siete islas, dotándolas de cráteres, cuevas, coladas, calderas y mares de lava que a día de hoy pueden ser visitados. Las llamadas “pahoehoe” son las más sorprendentes, unas coladas volcánicas formadas por costras de lava seca que presentan una superficie ondulada muy curiosa. También, la situación volcánica de las islas les regala algunas playas de arena negra o roja sencillamente asombrosas.

El Teide es uno de los volcanes más conocidos, pero igual todas las islas del archipiélago cuentan con atractivas rutas entre volcanes a través de senderos boscosos y desérticos, donde puedes deambular entre paisajes de aspecto lunar que te robarán el aliento.

Como dijimos, el Teide es el más famoso gracias sus 3.718 metros de altitud que lo coronan como la montaña más alta de toda España y el tercer volcán más alto del mundo. La diversidad de su ecosistema le dota de contrastes y matices únicos. Además, aquellos viajeros que quieran perderse en su belleza podrán quedarse en su refugio de montaña, donde serán testigos de los más hermosos amaneceres.

Senderismo por los alrededores del Roque Nublo

Un trekking muy sencillo de apenas 8 kilómetros que se inicia en el aparcamiento de Degollada de La Goleta (junto a carretera GC600) y desde el cual comienza una ruta prácticamente circular por los alrededores del Roque Nublo (1.813 m). En donde el desnivel se acerca a los 450 metros y toma aproximadamente 4 horas.

La impresionante mole basáltica del Roque Nublo, siempre acompañado por su compañero pétreo La Rana, es un sorprendente conglomerado volcánico que se levanta majestuoso a más de 80 metros sobre una pequeña meseta, o explanada, llamada El Tablón.

Su tamaño y apariencia le dan un toque casi inaccesible, así que muy posiblemente en lo primero que uno piensa cuando se observa el Roque Nublo desde su base es en como subir hasta allí arriba. Para esto, se puede acceder a la cima del Roque Nublo por 12 vías de escalada principales.

Pero el Roque Nublo atrae a todos por sus panorámicas de cumbres, presas, pinares o pueblecitos que, si los vientos alisios cargados de humedad y nieblas lo permiten, se pueden observar desde incluso antes de comenzar  la aventura. Los menos aventureros les gustará saber que no se necesita llegar hasta su cima para disfrutar de sus hermosas vistas, ya que a su alrededor se puede acceder a unos balcones naturales casi vertiginosos que ofrecen esas codiciadas panorámicas, en especial sobre la parte oeste de la isla.

Caminata por la Reserva Natural Rural de Azuaje

La visita al Barranco de Azuaje se trata de una caminata tranquila por esta Reserva Natural que deja ver un ecosistema variado y espectacular.

El barranco de Azuaje, a pesar de estar ubicado muy cerca de  la costa y en una cota relativamente baja, en realidad se trata de una exuberante garganta de vegetación que prácticamente cubre uno de los pocos cursos de agua permanente de la isla.

Azuaje contiene una extraordinaria riqueza biológica. A lo largo del camino y durante unas 3 horas de caminata encontraremos miradores, fauna autóctona y flora endémica de Gran Canaria, también reductos de Laurisilva, el bosque selvático propio del clima subtropical húmedo.

La caminata, de apenas 6,5 kilómetros y unos 400 m de desnivel, comienza en el municipio de Firgas, siguiendo un sendero serpenteante.

 

 Compártelo en Facebook