Rentabiliza tu bar o chiringuito con un toldo para el sol

Rentabiliza tu bar o chiringuito con un toldo para el sol

Si un lugar por excelencia en España con un clima suave en cualquier época del año ese es Canarias. Cualquiera de sus islas se convierte en un excelente destino de vacaciones tanto para turistas nacionales como extranjeros y en cualquier mes. No es vano, este, el del turismo, es el sector con más peso económico en dicha comunidad, y detrás de Cataluña y las Islas Baleares es la tercera región de España que más visitantes recibe a lo largo del año, con una media que ronda casi los diez millones de personas. Pero es todavía posible hacer mejoras para que esta cantidad suba y hagamos de los negocios canarios unas empresas incluso más rentables. La instalación de un toldo de calidad y de grandes dimensiones, disponible en Toldos Clot, puede hacer que los negocios de la zona atraigan a más turistas inclusos en las horas en las que más fuerte pega el sol.

Y es que gracias a este clima subtropical de Canarias, muchos son los viajeros de países como Alemania, Holanda, Inglaterra e Irlanda que no encuentran con facilidad estas temperaturas en sus tierras. Y además cabe destacar también los buenos precios que se ofrecen para estos turistas con un nivel de vida y unas rentas muy por encima de las que se cobran en España. Asimismo, el turismo de las Islas Canarias se ha adaptado muy bien a los tiempos y a los cambios, ya no se trata únicamente del turismo de masas, iniciado allá por la época de los años 60 con Manuel Fraga como ministro, autor del mítico eslogan de “Spain is different”, sino que ahora Canarias ofrece también un abanico cultural, alojamientos rurales y para congresos y una gran carta gastronómica que están haciendo que estas islas conquisten también nuevos mercados de países como Italia, Francia o Polonia.

Por ejemplo, solo para este año, según los datos dados por la consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo, las reservas para 2016 hechas en 2015 ya registraban un número récord, incrementándose un 38 por ciento respecto a las registradas en esta misma época para 2015.

De hecho, el mercado británico, el principal emisor de turistas hacia las Islas Canarias, con una cuota de mercado del 30 por ciento, aumentó el año pasado, de enero a septiembre, en un 3,3 por ciento, hasta más de tres millones, hasta el punto de negociar el Gobierno Canario el aumento de las frecuencias semanales de los vuelos que operan a las islas, algo que se espera que no caiga ahora tras la decisión de la salida de Europa de Reino Unido, y se mantenga debido a la inestabilidad en cuanto a seguridad de otras regiones turísticas como Egipto, Túnez o Turquía.

Pero uno de los retos de las Islas Canarias ya no es tanto aumentar el número de turistas que recibe, sino rentabilizar las visitas, que los turistas dejen más ingresos y que ello revierta en riqueza para todos los canarios. Y para ello, una de las principales ideas que les proponemos a los empresarios canarios que cuenten con un bar o con un chiringuito es la instalación de un toldo de grandes dimensiones que cubra su terraza, ya que poco a poco todos somos conscientes de la importancia que tiene proteger nuestra piel de sol, y evitamos exponernos a la radiación solar y mucho más en las horas más calientes del día.

Contar con un toldo de grandes dimensiones tapando la terraza podría favorecer que muchos de los clientes bajasen antes a disfrutar de la misma o incluso a que se decantasen para comer en ella en lugar de por un bar con aire acondicionado en el interior.

Asimismo, muchos de los bares y chiringuitos de Canarias cuentan también con una piscina al aire libre en la que refrescarse de la temperatura veraniega, pero no es menos cierto que estas piscinas resultan también refrescantes casi con solo verlas, así que podemos aprovechar la combinación, tapar las hamacas con un gran parasol y dejar que la gente consuma mientras se tumba en ellas a leer o charlar hasta que llegue la hora de haber hecho la digestión y poder bañarse.

Y es que no se trata únicamente de masificar las islas con más y más turistas, sino de saber cómo rentabilizar al máximo cada una de las visitas, y esta inversión nos lo asegura.

 

 Compártelo en Facebook