Situaciones no deseables con despidos desinformados

Situaciones no deseables con despidos desinformados

De sobra es sabido que hay muchísimas familias que viven del turismo en las Islas Canarias y, por ende, hay miles de empresas enfocadas claramente a ese sector que, en su mayoría, ofrecen trabajo temporal en los meses más fuertes y con mayor afluencia de turistas. Sin embargo, algunas de esas empresas, llegan a hacer contratos indefinidos a ciertos empleados o contratos mucho más duraderos que los temporales y eso, a veces, les provoca los mismos problemas que podrían tener empresas de otros sectores con respecto al tema del posible despido.

Nadie, por regla general, desea el despido de ningún empleado, sobre todo cuando ha demostrado que lo quiere o necesita haciéndole un contrato indefinido, pero en algunos casos el rendimiento del empleado baja considerablemente, deja de hacer su trabajo o de ser eficiente, o simplemente puede que la empresa se vea en una situación de riesgo económico o que el trabajo haya disminuido y se encuentren en una mala racha y, en esos casos, no es extraño que los directivos opten por el despido de alguno de sus empleados.

Ahora bien, ¿es posible despedir a un empleado sin tener después problemas legales? Obviamente sí, pero dependiendo de los motivo de despido que se den y de lo comprensible que sea ese trabajador, podemos llegar a tener ciertos problemas que pueden perjudicar seriamente nuestra imagen u nuestros ingresos. Es por eso por lo que antes de dar ningún paso en falso, es aconsejable contactar con un especialista al respecto. En Despido Nulo y Despido Improcente pueden ofreceros asesoramiento al respecto porque son abogados expertos en este tema. Tened en cuenta que es mucho mejor pisar sobre seguro y saber que nadie puede cogeros con la guardia baja. En estos casos es mucho mejor tener todo bien atado.

Cuál es cada uno de ellos

El despido improcedente es cuando no ha quedado acreditado incumplimiento laboral alguno por parte del trabajador, o no han quedado justificadas las causas del despido. También puede darse cuando el despido no se ha efectuado cumpliendo los requisitos formales y legales. Por ejemplo: será un despido improcedente cuando no se indique la causa del despido, cuando no se pueda probar el motivo que lo justifica o no tenga gravedad suficiente, si no se ha demostrado la mala situación económica de la empresa o no es suficiente para justificar el despido, etc.

Si, por desconocimiento, incumplieras alguna de esas cosas u otras de las múltiples causas por las que se puede dar un despido por improcedente, tendrás que readmitir al trabajador en su mismo puesto de trabajo y pagarle los salarios de tramitación, o bien pagarle una indemnización de 45 días de salario por año de servicio hasta febrero de 2012 y 33 días desde esa fecha hasta un máximo de 24 mensualidades.

El despido nulo es cuando se demuestra que ha habido un acto discriminatorio o contrario a los derechos fundamentales y libertades públicas del empresario para/con el trabajador, o por tener lugar en un momento en el que debe ser protegido.  Es despido nulo si queda probado que es consecuencia de motivos raciales, religiosos, de sexo, etc., si se fundamenta en una situación de embarazo o maternidad/paternidad, si la causa fue por secundar una huelga, si no han transcurrido más de 9 meses desde la fecha de nacimiento del hijo, etc.

Si se demuestra que el despido a un trabajador es nulo tendrás que readmitirlo inmediatamente con el abono de los salarios de tramitación, no hay otra opción según nuestra ley actual.

 Compártelo en Facebook