La imparable digitalización de las empresas

La imparable digitalización de las empresas

Resultaría raro hoy en día no encender el ordenador y ver publicidad de las empresas. Este hecho es algo particular, porque en el mundo digital de hoy en día están presentes muchas empresas, que esperan obtener clientes a través de los medios digitales. De hecho, durante la crisis muchas empresas se han volcado para tener una presencia en Internet.

Concretamente las empresas españolas han dado un gran salto en los procesos de digitalización, sobre todo desde hace dos años, cuando solo un cuarenta y cinco por ciento de las empresas aseguraban haber digitalizado sus empresas a un nivel alto. Este dato es muy significativo.

Esta mejora sitúa a las empresas españolas al nivel de los principales países desarrollados. Y es que el cincuenta y seis por ciento de los directivos entrevistados en España califica el grado de digitalización de sus empresas como alto o muy alto.  Por tanto, España se sitúa, por encima de la media mundial que está en un cincuenta y dos por ciento.

Es cuanto menos destacable que las empresas españolas están por encima de las empresas italianas (con un grado de digitalización de un cuarenta y ocho por ciento) y Reino unido (cincuenta y cinco por ciento). Pero seguimos por detrás de Estados Unidos y de Alemania, con un cincuenta y nueve, y un sesenta y cinco por ciento de nivel de digitalización.

Estas cifras parten de la décima encuesta mundial sobre el coeficiente digital de las empresas elaborada por la prestigiosa empresa PwC, a partir de entrevistas con dos mil doscientos dieciséis directivos y responsables de tecnologías. Cincuenta de estos son españoles, aunque la encuesta se ha realizado en cincuenta y tres países.

La digitalización en el mundo

A pesar de que España ha obtenido unas cifras sorprendentes, es importante decir que el grado de digitalización mundial ha descendido desde el dos mil quince, bajando de un sesenta y siete por ciento al cincuenta y dos por ciento. Esto tiene una razón, y es que otros muchos países iniciaron los procesos de digitalización mucho antes que España, y han descubierto y entendido las dificultades y la velocidad de la adopción de las nuevas tecnologías en relación con el retorno esperado. Aun así, las expectativas de retorno y confianza en los platos que se requieren son optimistas en España.

Los principales obstáculos que encuentran las empresas a la hora de realizar procesos de digitación son variados. Pero destacan la falta de integración de las nuevas tecnologías y las ya existentes, así como la rigidez y lentitud de los procesos dentro de las empresas. También es significativo que hay una falta de capacidades dentro de los equipos profesionales. Por eso hoy en día se valora mucho los perfiles profesionales con una orientación profesional a las nuevas tecnologías.

Para las empresas ubicadas en las Islas Canarias, es muy importante adoptar procesos de digitalización. Ya que se pueden ofrecer productos y servicios en todas las islas, la península y el resto de los países. Si estamos bien posicionados y si ofrecemos un buen producto, podemos catapultar nuestras ventas.

Un claro ejemplo de empresa que está presente en el mundo digital, y que es objeto de estudio por su éxito, es Tecoi. Una empresa dedicada al diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de maquinaria de corte industrial y de corte por plasma, que es líder en innovación y calidad a nivel mundial.

En resumen, en España hemos avanzado considerablemente en la adopción de la digitalización, mientras que el resto de países han disminuido. Somos un referente en cuanto a digitalización, y tenemos que aprovechar el tirón para poder escuchar de nosotros más allá de las islas.

 Compártelo en Facebook