El agua de Las Palmas de Gran Canaria entre las tres mejores del país

agua de las palmas

Hay que clasificaciones que da gusto liderar. Que dejan muy buen sabor de boca. Y una de ellas es la de estar entre las tres ciudades de España cuya calidad de agua es la mejor. EL privilegio lo tiene Las Palmas de Gran Canaria, según un estudio sobre el agua potable realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 62 ciudades españolas, entre ellas 50 capitales de provincia. La verdad es que recuerdo mi estancia en Madrid durante cinco años para estudiar la carrera y me viene a la cabeza esta empresa llamada Agua Life, ya que tuve que comprar dispensadores de agua de la mala calidad que tenía.

Por delante del agua de la capital grancanaria (que procede en su mayoría de desaladoras), este estudio solo sitúa en calidad la que reciben los hogares de Burgos y los de San Sebastián. Otras ciudades cuyas empresas no tendrán que tirar de dispensadores de agua porque podrán cogerlo directamente del grifo.

Emalsa es la empresa que gestiona el abastecimiento de agua en Las Palmas de Gran Canaria, destaca en un comunicado que el agua de la ciudad obtiene la máxima valoración (“muy buena”) en todos los apartados del estudio, salvo en dos, en los que obtiene una “buena”: los aspectos relativos a metales y a su grado de mineralización. Dos aspectos que habrá que intentar mejorar. El estudio analiza parámetros como las características propias del agua (mineralización, dureza y turbidez), su calidad bacteriológica y el nivel de posibles contaminantes (metales, plaguicidas y trihalometanos), así como su precio actual (en octubre), expresado como el gasto anual medio de un hogar de cuatro personas (175 m3/año).

“El enorme hándicap que supone la procedencia mayoritaria del agua en nuestra ciudad, por desalación, hace mucho más meritorio este nivel de calidad. Entre las ciudades que necesitan ‘fabricar’ el agua que consumen, aunque solo sea en parte, la de Las Palmas de Gran Canaria resulta líder indiscutible en todos los aspectos de calidad medidos”, resalta Emalsa.
Está claro que cuando el agua sabe mal hay que tomar medidas. Una de ellas como os digo es la de contratar fuentes de agua, en mi caso, lo que os he contado en Madrid con  la empresa Agua Life, la verdad es que me resultó muy grato y cómodo. Y además ecológico, porque prescindir del agua envasada y cambiarla por un buen dispensador de agua contribuye al cuidado del medio ambiente reduciendo la contaminación en los vertederos al no generar residuos de plástico.

Las fuentes de agua para oficinas son el mejor recurso cuando el agua sabe fatal. Por eso, si quieres saber un poco más de este tema visita la web de agualife.es para enterarte un poco más de este sector. Y no solo para las empresas, porque en los hogares también se puede instalar, aunque en este caso donde más se va a notar es en el ahorro. Tendrás la máxima calidad en cantidad ilimitada a un coste reducido. Hay que olvidarse de eso de venir cargado del supermercado con agua envasada gracias a estos dispensadores de agua.

 Compártelo en Facebook

Deja un comentario