Crece el uso natural de cuerdas en Canarias

Crece el uso natural de cuerdas en Canarias

La cuerda hoy en día tiene infinidad de usos y aplicaciones, y esto en España lo llevamos a rajatabla. Por ejemplo, con compañías como Cuerdas Valero, una empresa española líder en el suministro de cordelería y con compromiso de calidad, concienciada con el medio ambiente, adherida al sistema SIG, pues sus embalajes son reciclables. Y en el archipiélago canario, una de sus principales industrias, sino la primera, es el turismo, y uno de sus mejores atractivos para el turismo es el espléndido clima que tiene durante todo el año, todo ello unido a la cantidad de kilómetros de litoral que tienen sus islas hace que sea un lugar idóneo para el turismo familiar, de descanso, de relax, de aventura, deportivo, etc. Incluso turismo de embarcaciones de recreo y embarcaciones deportivas, siendo la cuerda un elemento muy utilizado en cualquier tipo de embarcaciones. No hay nada más que ver con qué material están realizados los nudos marineros. Por supuesto, con cuerdas.

Pero la cuerda también tiene otros usos, por ejemplo en la playa, y de una manera natural, muy integrada en el paisaje. Y es por esto que las islas se están convirtiendo en un rincón de nuestro país desde donde más compras de cuerda se están haciendo para utilizarla principalmente en los puertos marinos y las zonas de costa. Sus principales usos son:

  • Delimitar la zona de acceso a la playa desde el paseo marítimo.
  • Delimitar la zona de acceso a las barcas de pedales, motos náuticas y cualquier otro elemento deportivo para que la gente que suba o baje de ellas no interrumpa el paso a los bañistas ni demás usuarios de la playa.
  • Crear y definir las zonas de juego, como puede ser marcar la zona de arena donde se podrá jugar un partido de futbol sala, un partido de vóley-playa, de palas.
  • Marcar las zonas que tienen reservadas los hoteles situados en primera línea de playa, para colocar las tumbonas para que disfruten sus clientes.
  • Marcar y situar la zona de los vigilantes de la playa y socorristas, así como la zona de primeros auxilios.
  • Delimitar la zona en la que se situé un establecimiento expendedor de venta de bebidas, helados, aperitivos, etc.
  • Cerrar la zona de juegos para los más pequeños.
  • Organizar juegos con cuerdas por parte de los animadores, como puede ser un juego de fuerza, donde dos equipos tiran de la cuerda, cada uno de un extremo. Gana el equipo que no sobrepase la línea marcada en el suelo.
  • Para los juegos de salto de altura, donde dos personas sujetan una cuerda, uno por cada lado y los demás saltan, y la cuerda se va subiendo cada vez con más altura.
  • Para los ejercicios de flexibilidad, donde dos personas sujetan una cuerda, uno por cada lado, y los demás van pasando por debajo de la cuerda, así y cada vez se va bajando más.
  • Y para los niños también, para por ejemplo saltar a la comba y demás actividades lúdicas propias de su edad.

Se trata además de un material espléndido que no contamina nada y que tiene una larga vida para ser incluso reutilizado después. No daña el paisaje y se integra totalmente, haciendo que estos lugares propios para el turismo sean si cabe todavía más bellos.

shutterstock_383703643reducida

 Compártelo en Facebook